Traductor

20.000 Leguas de Viaje Submarino (1954)


"Habitamos en el extremo del mar tempestuoso y no tenemos comercio con los demás hombres. Pero si algún desdichado peregrino llega hasta aquí, es preciso socorrerle... Nuestras naves pensantes no necesitan pilotos ni timones como las otras, sino que discurren como los hombres y conocen las ciudades y los campos, atraviesan rápidamente el mar envueltas en nieblas y nubes." (Hom.)
"El pez que escapa es siempre el más grande... listos para inmersión." (20.000 Leguas de Viaje Submarino)