Traductor

El Extraño (1946)

"Los nazis viven como la gente normal y actúan como la gente normal cuando les conviene." (El extraño)

"Tal fue la gran obcecación de que fue presa la voluntad de Corónide, de bello peplo. El lecho compartió con un extraño llegado de Arcadia. Mas no escapó a la divina vigilancia y torciósele la suerte." Píndaro

El Toque de Medusa (Alarma Catástrofe, 1978)

"Y en su ira, el Señor condujo a los malditos a la oscuridad." (El toque de Medusa)

El Intruso (1962)

"No los quiero aburrir con un sermón. Sé lo que sienten en su corazón. ¡Sean fuertes, muchachos! Demuestren que son fuertes haciendo gala de una gran humildad. Así ganarán el combate." (El intruso)

"Fácil les resulta a los más viles agitar una ciudad." Píndaro

El Señor de las Moscas (1963) / (1990)

"Fue un asesinato... otra cabeza más para la bestia." (El señor de las moscas)

Cujo (1983)

"Estoy preocupado por Cujo, le vi esta mañana en la niebla, estaba lleno de sangre y le salía espuma por la boca." (Cujo)

"La rabia o hidrofobia es una enfermedad grave del sistema nervioso central. Puede afectar a cualquier animal de sangre caliente. El microorganismo causante puede estar presente en las glándulas salivales y transmitirse mediante un mordisco. Para los seres humanos, los perros pueden ser particularmente peligrosos. Se vuelven excitables e iracundos cuando padecen la enfermedad y muerden por la causa más nimia o incluso sin causa.
Una vez infectado, el ser humano puede tardar algún tiempo en manifestar síntomas, pues el microorganismo debe penetrar en el sistema nervioso, pero una vez instalado en él, la muerte sobreviene con rapidez, es prácticamente inevitable y la precede un agudo sufrimiento.
Pasteur trató de aplicar a esta enfermedad los mismos criterios que al ántrax, desarrollando una preparación atenuada y benigna del agente responsable, que otorgara inmunidad pero no contagiara el mal. Demostró que ese agente atenuado podía obtenerse transmitiendo la rabia a través de una gran variedad de especies animales, hasta que su virulencia hubiera cedido.
En 1885, Pasteur utilizó por vez primera esa preparación atenuada para prevenir un caso de rabia en un muchacho, Joseph Meister, que había sido mordido por un perro. El tratamiento demostró ser eficaz, y el niño se salvó." (I. Asimov)

La Maldición del Altar Rojo (1968)

"Parece que quemaron a una bruja hace cientos de años, pero los del pueblo todavía siguen celebrándolo.
Siempre ha habido una conexión entre los que quemaron a Lavinia y los que murieron... y habrá más." (La maldición del altar rojo)

Intriga Femenina (1957)

"Al ejército le gusta la publicidad y las mujeres.
La inteligencia militar está formada por un hatajo de fisgones." (Intriga femenina)

¿Qué fue de tía Alice? (1969)


"La muerte es siempre una cosa muy triste.
... ¿siempre?" (¿Qué fue de tía Alice?)

Los Rituales Satánicos de Drácula (1973)

"Un grupo de hombres de mediana edad que se entregan a rituales orgiásticos de sangre: un general, un ministro, un terrateniente, un premio Nobel y el jefe de todos ellos..." (Los rituales satánicos de Drácula)

Las Tres Caras de Eva (1957)

"Ésta es la verdadera historia de Eva White, un caso de personalidad múltiple." (Las tres caras de Eva)

Odessa (1974)

"Es una especie de organización secreta nazi.
Si la policía no quiere hacer nada, tendré que hacerlo yo." (Odessa)

"Mis plegarias han sido escuchadas, mi trabajo no ha resultado en vano." Simon Wiesenthal

Los Encantos de la Gran Ciudad (1970)

"No podemos tomar el autobús, ni caminar, ni comer, ni siquiera rezar... pero podemos pensar mientras todavía tengamos cerebro, aun no estamos vencidos." (Los encantos de la gran ciudad)

La Mujer Pantera (1942)

"Nunca dejará de admirarme lo que puede haber dentro de la cabeza de una mujer." (La mujer pantera)

La Tapadera (1976)

"Ya no puedo trabajar, estoy en la lista negra." (La tapadera)

"La guerra de Corea exacerbó la histeria anticomunista en Estados Unidos. Un hasta entonces desconocido senador por Wisconsin, Joseph Raymond McCarthy (1908-1957), inició un reinado del terror que duró cuatro años, acusando por radio de comunistas a diestro y siniestro. Era el maccartismo." (I. Asimov)