Traductor

Hieroscopia

Creencia según la cual la divinidad habría grabado previamente las respuestas que quería dar a los humanos en algún sitio, por ejemplo las vísceras de animales.

Anáklasis

Ella también te toca
De pequeño, cuando un niño se metía con otro y le insultaba, este último solía responder: "rebota, rebota que en tu culo explota". Intuían, de alguna manera, que toda acción tiene su reacción o como diría Aristóteles: quien da golpes no se libra de recibirlos.
"No era un dios quien atacaba Grecia, sino un hombre; y no había mortal alguno, ni lo habría en el futuro, para quien no fuera connatural la desgracia desde el mismo día de su nacimiento; y, cuanto más importantes son las personas, más importantes son sus desgracias. En consecuencia, el invasor, como mortal que era, también había de sufrir un revés en sus ansias de gloria." (Herodoto)

El increible Hulk

"No hay una sola ciudad que no tenga en algunas ocasiones ciudadanos sin principios y, en todas, una masa (plethos) ignorante." T. Livio

"El pueblo es desagradecido, se desilusiona rápidamente, cruel, envidioso, sin educación, un tropel de gentes de todas partes violenta y jactanciosa. El que se hace su compañero se convierte en miserable." Platón
"La inteligencia de la gente vulgar no es reflexiva, sino como un yermo, vacía de todo; una vez que es movida se deja llevar por el impulso." Aristót.

Armadura

"La dulce leche de la adversidad, la filosofía, para consolarte, aunque estés desterrado." Shakespeare

"Hay dos clases de alimento, el del alma y el del cuerpo. La materia (hýle) nutre al cuerpo y el pneûma (aliento vital, espiritual y universal), el alma." (Doctrina estoico-hermética)

"La filosofía y la magia alimentan el alma, y la medicina restablece el cuerpo que padece enfermedad." (Hermetismo) 




Texto hermético

"No dejéis que la poderosa corriente os derribe, sino que, aprovechando el reflujo, los que podáis arribar, fondead en el puerto de salvación. Y, una vez allí, buscad un guía que os muestre el camino hacia las puertas de la verdad, allí donde resplandece la radiante luz inmaculada de tiniebla.
...Aquellos que han accedido al conocimiento no gozan de las simpatías de la multitud, de hecho ellos mismos la rehuyen; se les considera locos, son objeto de burlas, de odio, de desprecio y hasta se les da muerte. Pero ha de ser así porque es preciso que la maldad habite en este mundo...Sin embargo, el hombre piadoso todo lo soporta porque posee la razón; para un hombre así todas aquellas cosas son buenas aunque parezcan malas a los demás: siendo objeto de insidias todo lo refiere al conocimiento y él, solo, convierte en aceptables incluso tales miserias." (Hermetismo)

"Podemos sacar miel de los hierbajos y obtener lección moral del mismo diablo." Shakespeare

Ékkrisis

"Evaporación"
"¡Cómo acosa y atrapa la querida multitud!
Casi se halla el donante en un aprieto.
Castañetea como en sueños y todos se dan a la caza.
Pero lo que uno coge con tanto empeño, de muy poco le vale, pues se le va volando.
La tiara de perlas se evapora y un jabardillo se forma en su cabeza.
En vez de cosas sólidas atrapan mariposas revoltosas."
                                                                     (Goethe)
"No todos los hombres alcanzan el verdadero conocimiento, algunos, impulsados por la temeridad, sin atenerse a ninguna razón verdadera, persiguen engañados a un fantasma engendrado por la maldad de sus mentes y, de este modo, degeneran en naturaleza de fiera y costumbre de bestia." (Asclepio)

Eclipse (ekleipsis)

"Sumidos en la noche están vuestras cabezas y vuestros rostros, y también vuestras rodillas.
...Los muros y las hermosas vigas rezuman sangre." (Hom.)

"Estudiando el movimiento de los planetas en su recorrido por el Zodíaco, los astrónomos babilonios observaron que en ocasiones esa trayectoria situaba a dos planetas muy próximos entre sí. Este fenómeno resultaba muy espectacular en el caso del Sol y la Luna. Cada vez que esta última pasaba frente a aquél, lo oscurecía parcial o totalmente. En ocasiones, por otra parte, el Sol se situaba en un extremo de la Tierra, y la Luna en el otro, con lo cual la sombra de la Tierra se proyectaría sobre la Luna, oscureciéndola. Por tanto, podía producirse un eclipse lunar. (Eclipse proviene del griego
'abandonar', pues cuando acaece uno de estos fenómenos, parece que el Sol o la Luna abandonan el firmamento.)
Un eclipse constituye un espectáculo estremecedor. Los que se daban cuenta de él podían creer realmente que el Sol o la Luna se morían, lo que daría lugar a incalculables consecuencias. Aun en el caso de que se comprenda que las luminarias se oscurecen sólo de forma temporal, permanece el sentimiento de que significa una amenaza de males enviada por los dioses como advertencia.
Con todo, el estudio de los movimientos del Sol y la Luna enseñó a los primeros astrónomos a predecir cuándo se producirían los eclipses. Desde que los eclipses aparecieron como fenómenos automáticos e inevitables, desaparecieron sus connotaciones de sorpresa y amenaza. (Hay indicios de que incluso los observadores primitivos del cielo aprendieron a determinar cuándo se producirían los eclipses lunares, y de que las piedras de Stonehenge, en el sudoeste de Inglaterra, estaban dispuestas a manera de observatorio para la predicción de tales fenómenos.)
El filósofo griego Tales (624-546 a. C.) parece haber aprendido los métodos babilónicos y predijo un eclipse de Sol que nosotros ahora sabemos (mediante cálculos inversos) que tuvo efecto el 28 de mayo de 585 a.C. Ello contribuyó al prestigio de Tales y ayudó a que los eclipses resultaran menos aterradores, pues quedó demostrado que podían predecirse." (I. Asimov)


Vidas paralelas

Temístocles:
"Aplicaron el ostracismo contra él para acabar con su prestigio y autoridad, como hicieron habitualmente con todos aquellos a los que consideraban insoportables por su poder y que se salían de la igualdad democrática. Pues no era el ostracismo un castigo, sino un consuelo y alivio de la envidia, que se alegra con la humillación de los que sobresalen y que dirige hacia esta privación de derechos el viento de la malevolencia."





Furio Camilo: 
"Le acusaron ante los demás ciudadanos de enemigo del pueblo...no lo soportó y decidió marcharse y exiliarse de la ciudad cediendo al rencor. Se marchó como Aquiles, lanzando maldiciones contra sus conciudadanos.
No hay ningún romano que deje de creer que la justicia se hizo cargo inmediatamente de las súplicas de Camilo y que por su agravio se le dio una satisfacción nada dulce, antes bien amarga, aunque célebre y bien conocida (la invasión celta).
¡Tan grande fue la venganza que cayó sobre Roma y tan grande la ruina y el peligro vergonzantes con que aquel momento amenazó a la ciudad, bien porque así lo quiso el azar o porque de verdad es tarea de algún dios no pasar por alto el desagradecimiento a la virtud!"
(Plutarco)
"Envidian el éxito ajeno y odian lo que descuella." Heródoto